BLOG NO OFICIAL DE LA ARCHICOFRADÍA

PAZ Y BIEN

Paz y bien a todos los que os acerqueis a este blog.
El objetivo del mismo no es otro que, aprovechando las posibilidades que ofrece la red, difundir notas de historia, fotografías y actividades recientes de esta Corporación Penitencial de la ciudad de Cabra, decana de su Semana Santa y cuna donde surgieron muchas de las Hermandades y Cofradías que hoy dan esplendor a la misma.
Como autor de este BLOG me gustaría pensar que cuando lleguéis aunque sea por casualidad la curiosidad os lleve a recorrer lo que aquí se vaya insertando que os ilusione y que volvais de vez encuando y que pasado el tiempo desde cualquier punto del orbe haya quien pueda conocer que en Cabra se venera a la Madre de Dios bajo la advocación de Santa María de los Remedios, cuya imagen gloriosa, luz y guía de los cofrades de la Vera Cruz de Cabra en cuaresma y semana santa se torna dolorosa, que además tenemos una sagrada imagen de Cristo, llamado de la Sangre y que representa a nuestro Señor tras ser lacerado por Longinos, manando de su costado sangre y agua en aquel primer Viernes Santo.



5/21/2015

FIESTAS DE LA SANTA CRUZ 2015



En los inicios del mes de mayo la Archicofradía ha celebrado una de las festividades más antiguas, que desde su fundación allá por los inicios del siglo XVI se establecía como preceptiva su celebración, vengo a referirme a la festividad de la Invención de la Santa Cruz, popularmente conocida como Cruz de Mayo, en contraposición a la Exaltación de la Santa Cruz, o Cruz de Septiembre, también de obligada celebración con la misma solemnidad que la primera, ambas había la obligación de celebrarlas en la Iglesia Mayor de la Villa y no en otra parte, sin duda por la importancia que la celebración de las mismas acarreaba. En las postrimerías del XVII el Papa Inocencio XIII concedió Bula a perpetuidad con gran cantidad de indulgencias a los cofrades de la Vera Cruz de Cabra, centrándose las Indulgencias de carácter Plenario en seis festividades al año, dos de ellas naturalmente eran la Cruz de Mayo y la Cruz de Septiembre. Los otros días La Natividad de Nuestra Señora, el 8 de septiembre, la Natividad del Señor el 25 de diciembre, la Natividad de San Juan Bautista, el 24 de junio y por último el Domingo de Pentecostés.

Las celebraciones en este año, al igual que en los últimos ha incluido tanto las tradicionales celebraciones religiosas como la colaboración en el montaje de la berbena popular que en el barrio se organiza con tal motivo, promovidas ésta en la actualidad por la Asociación de Vecinos. 
El origen de las fiestas cívicas de la Cruz están íntimamente ligados a las Cofradías de la Vera Cruz y son el apéndice lúdico de las rígidas celebraciones religiosas y sin duda una prolongación festiva de la Pascua de Resurrección tan cercana en el tiempo. 
Desde la tarde del día uno de mayo dio comienzo la celebración del Santo Rosario y mes de María en la Iglesia de San Juan Bautista, iniciándose a la misma vez las fiestas del Barrio del Cerro, con la proclamación de la Reina y Damas de las Fiestas y la celebración del Pregón de Fiestas, este año corrió a cargo de nuestro buen amigo Lorenzo Gómez Alcántara, tan vínculado en otro tiempo a la Archicofradía de la Vera Cruz, donde ostentó el cargo de Cuadrillero durante varios años. 


La misma tarde los más jóvenes atendieron la tradicional tómbola que se monta cada año desde hace ya más de una década con objetos donados por hermanos y devotos con el fin último de obtener algunos euros para el mantenimiento de la Archicofradía.
A la vez hermanos de la Junta y otros colaboradores se hicieron cargo de atender la barra del bar montado para poder compartir la consabida copa con los amigos en las fiestas, y diferentes grupos de artistas y animación completaban la parte lúdica y festiva.

La Virgen de los Remedios para estas fiestas ha lucido la corona imperial, mantilla de tul bordada con peindado de tirabuzones y el manto sobre los hombros, un antiquísimo manto de moaré azul fechado en el siglo XVIII y que ha sido acondicionado por la incondicional Carmen Parejo, madre de nuestro Mayordomo Antonio Gómez, maestra de las agujas que en los últimos cuatro o cinco años años ha hecho una profundisima labor de recuperación del ajuar histórico de la Virgen a la par que otras preciosas obras nuevas que han aumentado con mucha elegancia y categoría el ajuar de Nuestra Señora. Gracias a Carmen todos los mantos antiguos están preparados para ser legados a generaciones futuras una labor que no tiene precio ni forma de ser recompensado más que con el perpetuo agradecimiento a esta devota hermana por todos los devotos de la Virgen de los Remedios.
La tarde del día 2 de mayo tuvo lugar la celebración de la Solemne Eucaristía en honor de la Santa Cruz y de la Virgen de los Remedios, presidida por nuestro Consiliario D. Zacarías Romero Arroyo. Como acompañamiento musical contamos con la presencia de los Hermanos de la Aurora de Benamejí, un grupo de auroros que dio un aire distinto y ciertamente precioso a la celebración.

Terminada la misa comenzó la procesión por el itinerario de costumbre con el acompañamiento de multitud de fieles, hermanos y devotos con velas y con la música de las coplas de la aurora de Benamejí, preciosas composiciones populares que pusieron un broche de brillantez extra a la procesión.
Al paso de la Virgen no cesaron las petaladas a la Señora, pétalos que inundaron las andas, tulipas y a la propia imagen de la Virgen, pétalos fruto del amor y desvelo de los devotos por ofrecerle a Élla un homenaje perpetuo de amor y desvelo.

Con la llegada de la noche la Virgen volvía a su templo, en una ocasión muy especial ya que se cumplen veinticinco años desde aquel primer domingo de mayo de 1990 en que tras un largo paréntesis se volvía a celebrar la procesión de Mayo, la Virgen volvía de nuevo al Cerro, a una iglesia que en aquel momento no estaba para poder abrirse al culto debido primero a una ruina inminente y ya en aquel momento a unas obras medio hacer que se prolongaban en el tiempo y no tenían visos de acabarse. Encontramos un templo que ahora sí, había perdido todo su patrimonio y esplendor y del que solo quedaban las paredes y retablos, el del Cristo de la Sangre, desmontado el camarín y expuesto el retablo a las inclemencias meteorológicas ya que la sacristía carecía de tejado y solo era una estructura de de pilares de hormigón. 

Con todo hace veinticinco años se pusieron los pilares de un futuro mejor para nuestra Archicofradía, un futuro que pasaba por instalarse de nuevo en su sede, aquella donde había brillado con luz propia desde hacía más de cuatrocientos años y de la que había tenido que salir por una serie de motivos que no vienen ahora no vienen al caso.
Tendrían que pasar varios años para que la Virgen ocupara su camarín y se quedara definitivamente en su casa pero aquel hito marcó un antes y un después, el final de una etapa y el principio de otra nueva, desvinculada cada vez más del Instituto de Formación Profesional y cada vez más vinculada con las gentes de su barrio, el barrio donde tuvo siempre su casa, una casa labrada por sus hermanos para mayor honor y gloria de su Virgen de los Remedios.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada